10 razones para no ser "la otra"

Anuncios google


10 razones para no ser "la otra" 

 

Por qué tener una aventura con un hombre casado?
 
-Lo admiras: es un hombre mayor, muy ocupado y muy importante y además se fijó en tí.
- Te ha estado insistiendo mucho, te dice cosas bonitas que nadie te había dicho.
- Impulsos sexuales
- Te sientes sola y nadie más te hacía caso
- Es tu alma gemela y no hay otro como él

10 buenas razones para no relacionarte con un casado

1. No puede comprometerse a un futuro contigo: Ya está comprometido con alguien más a quien no está dispuesto a dejar. Generalmente te pide tiempo. Es verdad que puedes encantarle, pero no confundas el enamoramiento con compromiso.

2. El que engañe a su esposa en vez de hablar con ella te dice mucho de cómo resuelve las situaciones que no le gustan: Tú eres la evidencia de su mecanismo de evitación para resolver problemas. Esto pronostica que cuando tú y él tengan problemas va a recurrir a mentiras y engaños para salir del problema o inventará historias para deshacerse de ti.

3. Tener una relación oculta es desgastante: Tal vez tú no tienes ningún problema para que te vean con él, pero él seguro tendrá grandes problemas si alguien conocido lo ve contigo. Esconder tu relación deteriora tu autoestima y te hace perderte del orgullo de sentirte llevada de la mano o el brazo por donde quiera que vayan.

4. El lo tiene todo, tú sólo le das lo que le falta y recibes lo que le sobra: Tiene una relación legítima que cubre a su Yo público y una relación ilegítima que remienda los aspectos faltantes de su relación principal y satisface los deseos oscuros de su Yo privado. Tiene una casa con comida y una cama que comparte con una esposa con la  que juntos han criado unos hijos y en familia han formado un círculo social con amigos con los que conviven.  Tiene cumpleaños, Navidad, vacaciones, etc. ¿Tú qué tienes? Algunas comidas, cenas, llamadas y mensajitos a deshoras. Muchos fines de semana a solas, un diciembre solitario y tu cumpleaños en un lindo restaurant, después un buen hotel y un “vámonos que se hace tarde”.

5. ¿De veras amas a alguien que no respeta a su esposa?: No sólo te dice lo poco que respeta a su esposa, sino lo poco que respeta su casa, a sus hijos y miente ocultándote y ocultando la relación que tiene contigo.

6. Eres víctima de tu propia trampa: Aún y cuando ha sido el quien te ha buscado y pedido que tengan una relación.

7. Tú no eres una destroza hogares, sólo la cómplice complaciente de uno que sí lo es: Te guste o no, lo aceptes o no, tu eres una "cómplice" en el acto de traición de la confianza de ese hombre hacia su esposa y su familia.

8. Te engañas a ti misma: No eres su novia, eres su amante. A pesar de lo mucho que te repite todo lo que significas para él, aún no ha terminado la relación con su esposa e, incluso si llegara a hacerlo, habrá sido un final contaminado por la manera en que se dió...  un final sucio ensucia el comienzo. Por cierto, todo el tiempo te está comparando con su esposa...

9. Acabarás siendo la mala del cuento: Psicológicamente es más fácil culpar a otros que aceptar la vergüenza. Recuerda que ese hombre tiene problemas para confrontar dificultades y muy probablemente también para aceptar la responsabilidad de sus acciones deshonestas. Si lo atrapa su esposa, o un golpe de conciencia, seguramente se va a referir a ti como “la loca acosadora de la oficina que le ha estado rogando y se le ha estado ofreciendo”.

10. El tiempo es valioso y no vas a ser joven para siempre: Una relación con un hombre casado puede consumir tus años y tu juventud de manera casi imperceptible robándote no sólo tu vida, sino la oportunidad de estar disponible para una relación propia y no en una rentada.

Código ético para la amante empedernida

- No llamarás a su esposa para que deje libre al “pobrecito”
- No te embarazarás para que se quede contigo
- No suplicarás para que no se vaya o para que vuelva
- No te aislarás de tus amigos, escuela o trabajo y al menos escucharás lo que te dicen
- No serás segundo lugar

Instructivo para dejar de ser la otra
- Haz un corte limpio y definitivo: Dile que ya no quieres seguir en esta relación.
- Borra todos sus correos, mensajes y chats.
- Sácalo de tus redes sociales.
- Deja de espiar.
- No trates de ser su amiga.
- Prepárate para sus acosos, ruegos y chantajes emocionales
- Pide la ayuda de un amig@.
- Acepta invitaciones a salir.
- Busca ayuda profesional.



http://www.marthadebayle.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes se moderan para evitat spam. Todos los links en comentarios será reportados como spam a google

Buscar


Te gustara